Mi desayuno favorito vegano: Porridge.

¡Hola a todas de nuevo!

¿Qué tal estáis? Espero que muy muy bien. Yo estoy con muchísimas ganas de comer últimamente, ¡¡Y estoy segura de que a vosotras os entrará un poco de hambre después de leer este post!!

La semana pasada, me dijistéis que si podía dar ideas de qué cocinar siendo vegetariana/vegana. La verdad es que hay infinidad de recetas y tengo pensado hacer un post explicando cómo hago algunas de mis preferidas. Pero hoy voy a aprovechar que esta semana ha vuelto mi obsesión por el porridge o gachas de avena para daros una buenísima idea de un buen desayuno vegano. Me he pasado horas en Pinterest buscando nuevas recetas. Algunas de ellas ya las he hecho y me han encantado, pero hoy os voy a compartir todas las que me llaman la atención para así inspiraros.

Antes voy a explicar como se hace el porridge desde cero. Es muy versátil (muy fácil de adaptar a lo que tengáis por casa), muy nutritivo, riquísimo, súper saciante… y encima sano. Lo tiene todo, ¿No? Al menos a mí no me cansa, lo podría comer todos los días.

 

INGREDIENTES

  • 1/2 taza de avena en copos.
  • Un pelín más de 1 taza de leche de soja/leche de avena/leche de almendras (se pueden hacer también con agua, pero quedan mucho más ricas y cremosas con leche vegetal).
  • Toppings varios para poner encima (coco rallado, frutos secos, fruta en trocitos, chocolate puro, semillas de chía, bayas de goji…simplemente ponle imaginación).

 

INSTRUCCIONES

  1. Pon los copos de avena y la leche en una olla y cocínalos a fuego medio hasta que veas que la leche ha desaparecido casi por completo (apróximadamente unos 6 minutos). Tienen que quedar jugosos. Ve removiendo de vez en cuando.
  2. Sirve las gachas en un bol y si quiéres, pon un poco de azucar moreno para que con el calor se derrita y lo endulce (totalmente opcional).
  3. Pon los toppings. Mi consejo es que pongas además unas onzas de chocolate puro, ya que con el calor se van derritiendo y le da un toque increíble (a mí ya me está entrando hambre).

 

CONSEJILLOS

  • En cuanto a los toppings, si te gustan las frambuesas, puedes comprarlas congeladas por ejemplo en Mercadona, y dejarlas la noche anterior a temperatura ambiente para que se descongelen. Salen muchísimo más económicas.
  • Si tras sacar las gachas de la olla, han quedado un poco pastosas, puedes poner un pelín más de leche o agua.
  • Si no puedes comer avena, puedes utilizar quinoa, u otros cereales como mijo o trigo sarraceno.

 

IDEAS PARA INSPIRACIÓN

 

-Canela.

-Pera rallada.


-Granada.

-Frutos del bosque.

-Plátano.

-Almendra.

-Polen.


-Este porridge lleva cacao puro mezclado.

-Cacao puro derretido.

-Fresas.


 

En fín, hay muchísimas formas de hacerlo. Os aconsejo poner imaginación en ello, utilizad lo que tengáis por casa y que os guste mucho. Y si queréis ver más ideas, podéis entrar en Pinterest y buscar “Porridge recipe” añadiendo las etiquetas que queráis según vuestro interés: #Vegan #Chocolate… Hay muchísimas recetas.

 

¡Espero que os haya gustado este breve post y que lo pongáis en práctica!

 

¿CONOCÍAIS YA ESTA RECETA?

 

 

 

5 comentarios Añade el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *