Un nuevo comienzo

Una de las cosas que me hacen sentirme bien en mi día a día, es saber que no he renunciado a aquello que me gusta por muy difíciles que fueran las consecuencias. Pero no, eso no significa que no me haya equivocado o que a veces me haya quedado a medio camino. Pero siempre lo he intentado, dentro de mis posibilidades.

Uno de los grandes muros que me han mantenido estancada en muchas ocasiones, ha sido el miedo al qué dirán, ese miedo que reafirma mi timidez. Poco a poco he ido derrumbándolo, aunque, bueno, a veces el muy listo sabe cómo reconstruirse él solito. Ya es algo a lo que me he acostumbrado, ese muro está ahí y a veces es más fuerte que otras. Pero ese muro también me hace más firme de momento, y no sé si algún día llegaré a derribarlo por completo. Por ahora soy capaz de ignorarlo, a veces me protege de las piedras que tiran desde el otro lado, sin embargo a veces confundo muestras de amor con estas piedras.

Y, en fín, la vida son comienzos. Y nada puede pararme a comenzar otra etapa. Necesito algo que me distraiga del día a día tan rutinario. Y, ¿Qué mejor que hacer algo que me guste e invertir mucho tiempo en ello? A partir de hoy voy a compartir un cachito de mi vida, todos mis gustos y aficciones. De entre todo esto, destacará la moda (la cual ha estado presente en mi vida desde hace bastante tiempo y sigue estándolo), mi pasión por viajar (que nunca me abandona, vaya donde vaya) y mis ganas de aprender (o desaprender) para ir construyéndome cada día.

Doy por inaugurado mi blog y os doy la bienvenida a todos y cada uno de vosotros que habéis llegado hasta este nivel del post. Al fin y al cabo la vida son comienzos y este es un nuevo camino que finalmente he decidido emprender. Y aunque no sé muy bien hacia donde mi dirijo, podéis acompañarme, si es que queréis.

¡Muchísimas gracias por leerme y espero que sigáis haciéndolo!

7 comentarios Añade el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *